Desarrollo y Técnica


Desde la Trinchera, Ajuste de Perspectiva.
Por... Víctor Romero

“La vida está llena de decisiones. Hay buenas decisiones y malas decisiones. Tomar las buenas decisiones es casi siempre más difícil, pero vivir con las consecuencias que nos traen las malas decisiones que tomamos con ligereza siempre es peor”. Rick Dickson.

La vida del tenista es, en resumidas cuentas, simplemente complicada.
Hay muchos factores que intervienen y muchas decisiones que se deben de tomar que complican la vida aún más.

El hecho de que cada día sea diferente y que cada día se deban de tomar las mismas decisiones, hace que un tenista se vuelva fuerte o débil de la cabeza.

Pongamos por ejemplo algunas de las decisiones que debe tomar un tenista y que a primera vista parecen superficiales.

Primero tenemos la hora a la que se despierta. Puede despertarse temprano e iniciar su día haciendo algo de provecho, ya sea correr, estirar, o simplemente desayunar para estar listo para el entrenamiento, o bien, puede despertarse tarde y empezar el día a las carreras. Ir a entrenar sin haber desayunado si quiera, y ya no digamos haber calentado o estirado previamente.

Como segundo ejemplo, tenemos lo que ingiere el tenista. Puede comer cosas que le vengan bien para entrenar sintiéndose ligero y con energía, o bien puede comer mucho, o cosas que le provoquen algo de indigestión, lo cuál le provocarán pesadez, lentitud y en general malestar a la hora de entrenar.

Como tercer ejemplo tenemos lo que el tenista hace cuando no está dentro de la cancha. Puede pasar su tiempo haciendo actividades que enriquezcan su vida personal, o puede pasar su tiempo inconscientemente destruyendo lo que ha cultivado con mucho sacrificio.

Aquí es importante resaltar que también las personas con las que un tenista se relaciona juegan un papel importante a la hora de medir su desempeño en la cancha.

Esto lo digo porque todas las personas tenemos un tipo de energía y una personalidad particular, y al entrar en contacto unos con otros, las reacciones siempre son diferentes. En el ámbito tenístico, como en todos lados, hay personas que tratan de “digerir” mentalmente sus derrotas y sus fracasos hablando negativamente de ellos con la gente, lo cual tiende a contagiar su tipo de perspectiva con los demás y con esto, les contagia su “atrape” mental. Sobra decir que ésta técnica es terrible puesto que con ella tanto se reafirma la mediocridad de quien se queja, así como también se pasa la perspectiva negativa a quien escucha. Cuando un tenista tiene que vivir solo y viajar durante varias semanas, lo peor que puede hacer es juntarse con personas “quemadas” de la cabeza, quienes solo ayudarán a empeorar las cosas. Otro punto de vital importancia que se debe señalar es que cuando uno se junta con personas “negativas”, uno tiende a deprimirse más, lo cual siempre es malo dada la facilidad de acceso que normalmente se tiene a diversas tentaciones que siempre hay presentes en todos lados, y que nunca (salvo por muy afortunadas y escasas coincidencias) enriquecen la vida del tenista.

Como siempre, espero sus comentarios y sugerencias en tenisofo@yahoo.com


Delicious reddit Digg Facebook StumbleUpon


Comentarios

edgar cerda eguia
2009-06-13 09:39:55

me parece atinado tu comentario. lo pongo en mi persona ya que llevo una vida ordenada pero traigo una racha mental que no puedo quitármela ya que cometo errores hasta de decisión de puntos , tendrás algún comentario o algo que me pueda ayudar

Envía tu comentario
Nombre
Correo
Sitio web
Comentario
Quiero recibir información
por correo electrónico de MatchPoint.
Escribe los 5 dígitos de verificación que vez, abajo en el campo:

Tu dirección de correo será mantenida en privado y no se compartirá con terceros.