Desarrollo y Técnica


Desde la Trinchera, Los Cangrejos 1era Parte
Por... Víctor Romero


Estimado Lector,

En ediciones anteriores de Desde la Trinchera he explorado los problemas más comunes que el público en general piensa que el tenis mexicano sufre.
Hace algunos días se volvió a presentar el famoso “debate” del problema del tenis en México en una reunión a la que asistí. En ésta ocasión, uno de los asistentes, quien casualmente es un asiduo lector de los artículos publicados en www.matchpoint.com.mx, notó que mis artículos trataban de lo que otras personas piensan es el problema del tenis en México, y en consecuencia, me instó a que expusiera lo que yo pienso.

Mi respuesta terminó con el debate. Algunos de mis interlocutores coincidieron conmigo abiertamente. Otros se retiraron sin decir una palabra. Mi intención era, a parte de dar un punto de vista muy personal, el de hacerlos pensar a todos.

Mi respuesta fue la siguiente: “El problema del tenis en México es que hay muchos cangrejos en el medio”. Después expliqué muy brevemente a lo que me refiero con “cangrejo” y como corrompen el medio tenístico nacional.

A continuación expondré lo que yo pienso que es el problema del tenis en México. Le explicaré que es un cangrejo y como éstos afectan al tenis con sus cangrejadas.

Comenzaré con dos definiciones esenciales para familiarizarse con el tema. Continuaré respondiendo a las preguntas más comunes sobre el tema. Luego clasificaré a los cangrejos y su papel dentro del tenis nacional. Finalmente, concluiré el artículo con una breve reflexión personal.

- Cangrejo: Dícese de todo aquel que cangrejea.
- Cangrejear: Acción de perjudicar a una persona mediante sabotaje, chantaje, corrupción, etc. con el aparente fin de beneficiar al cangrejo.
- Cangrejismo: Acción de cangrejear o de hacer una cangrejada.

¿A que se debe el cangrejismo?
El cangrejo normalmente encuentra su motivación en sentimientos de celos, envidia, codicia o miedo, y la cangrejada es únicamente una manifestación de dichos sentimientos.

¿De donde proviene el término “cangrejo”?
Viene de los artrópodos crustáceos… cangrejos. Si usted ha visto a los cangrejos cuando están cautivos en una tina o cubeta a unos minutos de ser tirados vivos al agua hirviendo, entonces se habrá dado cuenta de que algunos de éstos cangrejos tuvieron la oportunidad de escapar de la tina o cubeta. Unos se enciman en otros hasta llegar al borde de la cubeta a unos centímetros de su libertad, pero cuando el cangrejo de hasta arriba se encuentra por salir, nunca falta el cangrejo que le jala una pata con su tenaza y lo arrastra al fondo de la cubeta… ad infinitum.

¿Cuales fueron los inicios del cangrejismo, y quienes fueron los primeros cangrejos mexicanos?
Hay un debate muy álgido en lo que respecta a esto. Muchos argumentan a favor de que el inicio del cangrejismo en México se dió durante la conquista y que los primeros cangrejos mexicanos fueron los Tlaxcaltecas, quienes alrededor del siglo XVI unieron fuerzas con los españoles con el fin de cangrejear a los Aztecas.

¿Qué formas tienen los cangrejos del tenis contemporáneo, y como operan?
Antes de responder a esta pregunta debo aclarar que los cangrejos están infiltrados en todos los niveles de la sociedad. Sin embargo, el alcance de este artículo solo llega al cangrejismo en el tenis mexicano.
Los cangrejos en el tenis mexicano se han infiltrado en todos y cada uno de los aspectos que atañen al tenis. En los 23 años que llevo dentro del medio, he visto y conocido cangrejos con máscara de jugador, entrenador, político, organizador, periodista y hasta espectador.

Continuará...


Delicious reddit Digg Facebook StumbleUpon


Comentarios

alberto romandia peñaflor
2008-01-20 02:42:45

Lamentablemente atina ud. en el tópico (entre paréntesis) de nuestros aciagos días. Denuncia la suya, que recuerda a Samuel Ramos, a Paz y al susodicho "complejo de inferioridad" de nuesta "raza" -en el sentido meramente mestizo del vocablo-, a propósito de ser-humano entre manadas, como bien ilustra la fábula de los crustaceos "paisas". En lo próximo tendré la oportunidad de subir a este espacio un par de textos que en parte colindan con ésta que es su descripción, cuya depuración de la figura se me antoja entrañable, pantagruelesca más que darwinesca (que no darwiniana) o humboldtesca, de la sociedad méxicana. Habrían que anotarse un sinfin de fenómenos y síntomas de la descomposición social, de la carencia (de tolerancia, buen gusto, civismo, disciplina & virtuosismo "caprichoso", etcetera), así como de tantas otras gracias que brillan por su ausencia en la actualidad o lo dado; gracias que, al contrario del patrón -y no la norma: lo contrario implicaría la generalización, la cual por obstinada necesidad ingresa en una radicacización relativista y aguafiestas- a seguir en el tejido social mexicano, no se enraizan en la ignoracia. Por acordar un par de ejemplos burdos cuanto más corrosivamente reales: el imperioso frenesí por abusar en la exageración de todo, la animadversión o zalamería entre congéneres (dependiendo de si son connacionales o extrajeros; "gente bien", mugrosos o apestados), los per/prejuicios de la sociabilidad, esa frustración, envidia y conformismo que ud. de un modo u otro denuncia, o acaso la falta de pericia o agallas para ponerle buena cara al toro o minotauro en que ha devenido la carnicería de las "buenas" y pulcras conciencias y todo tipo de bicho raro en el contingente faunesco de nuestras urbes de hierro y de veredas en pueblos y rancherías. Como sea, si se aspira absolutamente a un porvenir (quizá el desarrollo o superación de la técnica, como poregonaba Heidegger), habrá que comenzarse por la labor de "civilizar" a las masas de toda clase social, índole o estirpe, conciliar entre la realidad histórica y las riquezas, abundancia, vicios y oprobios que aquélla implica. En otra parte anotaba algo sobre la necesidad de reinterpretar la "aldea local" de que hace mención don Carlos Fuentes, incluso en los tufosos mundillos de "artistas", politiquerías, la intelectualiza o el confesionario. Una paradoja desafortunada me salió al encuentro después de acaecidas las pesquisas realizadas por la OCDE en México: leía yo en un rotativo algo así como "20000 estudiantes benéficiados..." y me caía en cuenta la obvia desfachatez, de quienes con la mano en la citura omiten los millones de "retrasados" a ese respecto; también tengo en mente la dolosa, esnobista y mediocre cultura malinchita. Pensemos en sus manifestaciones más exacerbadas, como las que anidan en lo que en el bajo mundo del ampa se conoce como "pipopelandia" y el "chilaquil" -y esto último lo apunto remotamente lejos de cualquier postura racistiode o grillezca y en desacuerdo con las cacerías de brujas en que se amparan las variopintas tribus de nuestro surrealista país; no pretendo en lo más mínimo echar agua a ningún molino ni iniciar un dialogo alguna con la demás posturas. A ese respecto, puedo comentarle que todo adhesión la asocio más a un desconsuelo o a terminar tocando las puertas de linfierno que a la puntería: me parece una corrientéz cuando no una infamia dejar de acudir al tribunal de la conciencia decidida para entregarse al lugar común del establishment. Para no ponerme hostil o engorroso con esta caterva con que me vino en gracia importunarle su tiempo, me despido con la idea de que no todo en nuestra patria tiene que estar tan de a tiro jodido y a la espera de la siguiente paliza. porque ya vida y muerte se asemejan más a una guerrilla y no a una crónica de infidelidades. a.r.p.

Envía tu comentario
Nombre
Correo
Sitio web
Comentario
Quiero recibir información
por correo electrónico de MatchPoint.
Escribe los 5 dígitos de verificación que vez, abajo en el campo:

Tu dirección de correo será mantenida en privado y no se compartirá con terceros.