Psicología del Deporte


LA ANSIEDAD COMPETITIVA
Por... Rodrigo A. Cauas E.

Al finalizar el partido entre González y Gaudio por el Torneo de Maestros de Shangai, Horacio de la Peña declaró: “falló hoy golpes que no yerra nunca”….. “le decía que le pegara fuerte y al medio”…… en relación al primer match point que falló González.

La primera idea que puede surgir de este análisis post partido es que efectivamente el problema de González pasó por lo técnico. Pero un análisis un poco más profundo podría remitirnos al aspecto mental, específicamente a una de las variables más observadas en el deporte: la ansiedad competitiva.

En general en el ámbito deportivo pueden observarse diferentes manifestaciones de la ansiedad competitiva. Una de ellas es la manifestación fisiológica que presenta síntomas tales como la alteración del pulso y de la frecuencia cardíaca, aumento de la sudoración, problemas estomacales, dificultad del sueño, etc. Otra manifestación de la ansiedad es la motora que puede observarse en la tensión o rigidez muscular, calambres, pérdida de la coordinación fina, etc. Por último está la manifestación cognitiva de la ansiedad que, a diferencia de las anteriores, sólo pueden inferirse no pudiendo observarse externamente. Son conductas típicas de esta manifestación: comportamiento de evitación, baja capacidad en la toma de decisiones, interferencia de pensamientos negativos y desajustados de la realidad, baja capacidad de concentración, etc.

Es un hecho que todos los deportistas experimentan ansiedad competitiva, por lo tanto, todos vivencian estas manifestaciones y cada deportista tiene una manifestación “más marcada” que otra, ya que, dependiendo de la circunstancia del juego o de la personalidad del deportista, en algunas ocasiones éstos pueden ser “más fisiológico” o en otras ocasiones “más cognitivo”, en el estilo de expresar su ansiedad.

Esta distinción es relevante para determinar la herramienta –generalmente técnicas de relajación- que se utilizará para controlar esa ansiedad, ya que dependiendo de la forma en que se externalice la ansiedad, se aplicarán técnicas psicológicas distintas.

Por ello cuando suceden este tipo de situación como las que vimos en el último partido de Fernando González, desde el punto de vista de la psicología del deporte, podemos deducir que pudo haber afectado la ansiedad, y más específicamente una “ansiedad cognitiva”, al momento de cerrar el partido, donde lo que falla realmente no es el aspecto técnico, (de hecho lo más probable es que el golpe que le solicitaba De la Peña en ese instante, ya estuviera internalizado en González) sino que más bien, el problema se produce en la transferencia entre el pensamiento y la ejecución motriz, justamente donde “ataca” la ansiedad cognitiva.


Delicious reddit Digg Facebook StumbleUpon



Envía tu comentario
Nombre
Correo
Sitio web
Comentario
Quiero recibir información
por correo electrónico de MatchPoint.
Escribe los 5 dígitos de verificación que vez, abajo en el campo:

Tu dirección de correo será mantenida en privado y no se compartirá con terceros.