Psicología del Deporte


REFORZADORES PSICOLÓGICOS
Por... Rodrigo A. Cauas E.

Máster en Psicología de la Actividad Física y del Deporte
www.psicologiadeportiva.cl


Es común, en el ámbito deportivo, observar ciertas conductas, cábalas o rutinas entre los deportistas. En el caso del tenis, es normal observar a jugadores que utilizan una misma polera para jugar (cuando con ella han triunfado anteriormente), o ver ciertas rutinas durante los partidos, como por ejemplo, cuando le piden al pelotero las bolas “ganadoras” al momento de servir, o dar un determinado número de botes antes de ejecutar el saque. También es común ver jugadores que realizan algún tipo de gesto corporal, o como muchas veces se observó al mismo Marcelo Ríos, pasar la raqueta por detrás de la silla de juez en el cambio de lado.

Todas estas conductas mencionadas anteriormente se denominan cábalas, ya que, el deportista siente que realizándolas va a ganar porque en el pasado dio resultado.
En un primer momento se pensó que estas conductas eran un problema para el deportista, pero hoy se ha establecido que esas conductas más que eliminarlas deben transformarse en lo que denominamos REFORZADORES PSICOLÓGICOS.

¿Qué son los reforzadores psicológicos?
Los reforzadores psicológicos, son conductas que normalmente tienden a aumentar la confianza y por sobretodo la seguridad en el deportista, ya que, al igual que un gesto técnico como puede ser la volea o el revés, cuando se automatizan permiten al deportista reforzar la convicción de que puede hacerlo, y aumentan la seguridad al ejecutar algo conocido y familiar. Pero la diferencia con respecto a las cábalas es que los reforzadores psicológicos deben basarse en rutinas o conductas relacionadas con el deporte que se practica.

Por ejemplo en el tenis un buen reforzador psicológico puede ser la rutina previa antes de comenzar un partido en la que pueden incluirse: colocar un grip nuevo en la raqueta, marcar las cuerdas, abrocharse bien las zapatillas, implementar alguna rutina psicológica (técnicas de relajación o visualización), llevar a cabo un buen calentamiento previo, etc.

¿Por qué pueden ser negativos en algunas ocasiones?
Un reforzador psicológico puede convertirse en un verdadero problema cuando “atrapa” al tenista insegurizándolo al no poder realizar la conducta previamente ya establecida, o bien, cuando otra conducta no deseada, ni planificada, irrumpe de manera intempestiva, atribuyéndole a ésta, la causa de su derrota.

También puede ser negativo cuando esta rutina no guarda relación directa o indirecta con la preparación deportiva, sino que más bien, la conducta se basa en hechos externos como la presencia de alguien en las tribunas, el clima, la marca de las pelotas, llevar una medalla o ponerse los calcetines de una determinada forma.

En cualesquiera de estos casos se habla de atribución causal externa. Y muchas veces son excusas para justificar la derrota, lo cual evita que el deportista realice una autocrítica real de su rendimiento, y por ende deje de lado el trazado de ruta de aquellas cosas que debe mejorar, dificultándolo para que llegue a convertirse en un deportista de élite.



Delicious reddit Digg Facebook StumbleUpon


Comentarios

SERGIO
2008-07-26 04:56:22

ESTA WEB ES MUY UTIL ES MI FAVORITA

Envía tu comentario
Nombre
Correo
Sitio web
Comentario
Quiero recibir información
por correo electrónico de MatchPoint.
Escribe los 5 dígitos de verificación que vez, abajo en el campo:

Tu dirección de correo será mantenida en privado y no se compartirá con terceros.